Vente Joven

Voces de Libertad

La política del servicio, los valores y de todos pa´arriba – Por Miguel Martínez

En estos carnavales que pasaron, en quizás el momento más crítico que Venezuela ha vivido, junto al equipo de Vente Joven Falcón nos organizamos para llevar sonrisas a los niños de la comunidad las trincheras de Coro. Niños a quienes la crisis no solo opaca su presente sino que puede desviar su futuro, ya que es precisamente en estos años de aprendizaje donde se nutren de los valores que les convertirán en ciudadano, he ahí la importancia de entrar a las comunidades, quienes crean en la educación, el servicio y los valores como  herramienta del cambio en positivo, debemos entrar a todas, en especial las más necesitadas, es fundamental y en verdad ¡Funciona! Lo demostró Don Bosco, con el oratorio y el sistema preventivo y en Venezuela un ejemplo es Fe y Alegría, ambos religiosos pero que particularmente admiro por su labor de servicio, efectiva.

Quienes hemos entendido que el problema es político y que no podemos seguir ignorándolo y sentarnos a ver como destruyen lo que queda del país, hemos decidido actuar e involucrarnos. El cambio es necesario y la lucha se da dentro, con el ejemplo, la voluntad y la acción. Considero como un deber ciudadano creer en sus ideas, defenderlas y luchar por  materializarlas, con respeto y si esas ideas son compartidas que mejor espacio que una institución humana, que un partido político.

Deforma urgente necesitamos un cambio profundo. La política como forma de servicio debe prevalecer, es la noble vocación de coadyuvar e impactar de forma positiva en la sociedad. Si de algo estamos asqueados históricamente es muchos la han aprovechado para servirse ellos con el poder, dejando pasar que el poder que otorga la voluntad popular consiste en poder cambiar las cosas, no las casas, los carros de lujos ni el patrimonio personal en el país y en el extranjero.

Derrotar el populismo con mas populismo no es la vía y tampoco el socialismo, que históricamente ha fracasado en el mundo entero, es inviable y destructivo, lo vivimos hoy, pero a veces dudo con mucha preocupación que como sociedad hayamos entendido la lección, más luego de estos crueles años de la dictadura del siglo XXI, responsable de esta crisis, que no se contabiliza en cifras sino en vidas humanas. Es que hasta el agua han acabado, consecuencia de la mala gestión y quiebra de las empresas hídricas ya que si fenómenos como El niño se pueden prever, los verdaderos fenómenos son quienes dirigen y se han robado el dinero del vital líquido, que además es un derecho humano.

 En la misma comunidad de Las Trincheras algunos niños nos comentaban que no podían ensuciarse porque luego al llegar a casa no había ni agua, ni jabón. La consecuencia de las erradas acciones las pagan todos, en especial los más pequeños, por eso decidimos compartir con ellos que no tienen una cancha o un parque donde jugar, que las calles son de tierra, que no tienen servicios de calidad ni una escuela digna, entre un sinfín de problemas de los que todos en la comunidad se preocupan y de los cuales repuestas oficial ¡No hay! Así como cuando se pregunta por los alimentos y medicinas actualmente.

La actividad fue todo un éxito, se lograron los propósitos y a todos nos quedó un gran aprendizaje, satisfacción y compromiso. Muchos cuentan con nosotros y debemos estar donde más nos necesiten. El sector Las Trincheras tiene muchas necesidades pero su gente un corazón enorme que llenan de esperanzas y ganas de seguir apostando por Venezuela.

Para todos: una nueva forma de hacer política está basada en valores, el servicio y la filosofía de Todos pa´arriba.

Twitter: @MartinezMiguell

 

Tagged , , ,

Compártelo en las Redes Sociales

Comments Closed